Suscribete
  acceder
Introduce tu dirección de email para recibir las novedades de próximos estrenos y actividades. Politica de privacidad
<  1/0  >
  Del 19 de septiembre de 2010 hasta el 3 de octubre de 2010
OTELO Y DESDÉMONA. Teatro Demente. Asturias.
Programa de Residencias e Intercambios Artísticos. Laboral Teatro.
0:00h.
Espacio: Varios espacios
Precio: 0€
¡Ah! Ojalá pueda todavía gritar la verdad, aunque sea débilmente, y ojalá podáis escucharla.
Entre el ruido de las malas lenguas y de los bombardeos.

Si la amáis, afinad vuestro oído.
Porque la verdad, como la mentira,
Vive de quienes la escuchan.
Sin oído, no hay verdad.
Sin verdad, no hay teatro.
¿Acaso no estamos todos aquí para poder oírla
Y arrancar lo Verdadero, tan débil, de los furiosos embates de lo falso?
¿Lo conseguiremos? Lo ignoro, lo deseo, lo creo.

Prólogo de La historia terrible pero inacabada de Norodom Sihanuk, rey de Camboya.


Y llegados a este punto me pregunto: ¿tan soberbios somos que nos creemos con la capacidad de encontrar una verdad? Para dar respuesta a esta pregunta me he acordado de una anécdota de hace algunos años: un amigo me planteó el dilema de hasta qué punto cuando le damos una moneda a un mendigo lo hacemos para acallar nuestra conciencia o realmente nos mueve un sincero sentimiento altruista; pensé durante unos días sobre el tema, y llegué a una conclusión: no importa qué es exactamente lo que te impulsa a dar esa moneda, lo único que importa es que el mendigo reciba la moneda. En definitiva, no se trata de discutir acerca del arte, porque el arte es una mierda y los que discuten sobre él pierden el tiempo, se trata de lo que el arte puede aportar a la vida para que alguien pueda ser más feliz, no durante exposición de una obra artística, sino a partir de ella viendo cosas de la luna que no había visto, pero que ya estaban ahí. El teatro como medio. En el preciso instante en el que tú estás leyendo esta línea, a los que están comerciando con la mentira, a los que hacen de este mundo una mentira, no les detiene ni por un segundo ningún conflicto moral por el estilo, y precisamente por eso hemos de tratar de caminar hacia la verdad, estampar en las paredes azules de los cielos la palabra utopía, para que retumbe en el alma de cuántas sombras vaguen sin rumbo… buscando. No se trata de atacar, se trata de defenderse.

La finalidad de este proyecto es una persecución de la verdad de aquel que, como el asesino o el artista, ya no tiene nada que perder. ¿Existe la verdad? Existe la mentira, eso está claro. Entonces existe la verdad. Quizá la única verdad ya está ahí pero hay tantísimas cosas que dificultan su visión y disfrute que no somos conscientes de ello. Dice Benjamín Prado que el arte es decir cosas de la luna que ya estaban ahí, pero que no habías visto, y que desde entonces te la harán ver de manera distinta para siempre. Según esta definición cada árbol existe no fuera sino dentro de cada una de las personas que lo observan –encasillar, definir, acarrea una pobreza espiritual que sufrimos sin darnos cuenta-. Si la verdad es un niño contemplando un árbol, entonces no hay más opción que DESTRUIR cuantos elementos ciegan al niño: televisiones –demonio del S. XXI-, religiones –El Demonio-, moda, dinero, política, arte, etc. Todos engranajes de una maquinaria social sustentada en la mentira, en la que el amor –tema que vehiculará nuestra investigación- es otro valor más con el que se comercia.

Trabajaremos por tanto en dos direcciones:

a) Hacia la mentira: a principios de siglo, a Edward Bernays, sobrino de Freud, se le ocurrió que donde había realmente negocio no era en vender aquellos productos que el ciudadano de a pie necesitaba, sino en ir un poco más allá adentrándose en su mente para hacerle creer que había artículos que, aunque no necesitaba, lo harían más feliz. Es el principio de la profesión de “relaciones públicas”, el principio del capitalismo, el principio de la mentira. El principio del fin. Si nos paramos a pensar, todo en este mundo esconde un interés; todo el mundo, ya sea profesional o personalmente, trata de “conseguir algo de alguien”: una mentira (da igual si alguna verdad circula por alguna vena, la mentira sigue siendo el corazón). Desde el momento en el que el sistema premia esa concepción de la vida, se produce el fin del ser humano como lo que es: un animal –el más imperfecto de todos, como dijo Nietzsche, porque es el único que va en contra de sus instintos-. ¿Cómo combatir esa mentira ramificada infinitamente, -armándonos de valor para detectarla, afrontarla y superarla, en primer lugar, en nosotros- para llegar a la verdad primigenia?

b) Hacia la verdad: verdad como sinónimo de belleza. Partimos por tanto de la premisa de que hoy en día lo bello es feo, porque es mentira… y lo feo es bello, porque lo feo al menos sabemos que es verdad. La belleza es una canción, una danza, una mirada, un grito… No importa cuál sea la forma mientras que sea verdad: ahí está la forma. No obstante, en Otelo y Desdémona este camino hacia la verdad será el contraste –eso no quiere decir que no tenga un cierto protagonismo- con respecto a la dirección que tomaremos decididamente hacia la mentira, para su estudio, denuncia y posterior destrucción.

Es muy importante aclarar que comenzaremos trabajando a partir del texto original “Otelo y Desdémona”, pero que sólo el proceso (el hacer y hacer) nos llevará a concreciones inimaginables a priori, en las que el libreto original tendrá una presencia determinada: desde respetar una sola línea del texto a la representación íntegra del mismo. Lo que sí que tenemos claro es ese contraste constante entre verdad y mentira, cada vez más vertiginoso, y que el lenguaje utilizado será muy diverso: música, danza, teatro, performance, happening, etc. En el que lo bello será muy bello, y lo feo será muy feo, y/o viceversa. Y siguiendo esta lógica extrema también desconocemos la duración de la pieza resultante: desde diez minutos hasta poder alcanzar las nueve o diez horas. Por tanto ese texto será, en este afán destructivo, lo primero en ser desestructurado a partir de la investigación en la práctica para ser convertido en imágenes, suspiros, pero sobre todo, gritos, lágrimas, risas a carcajadas, hostias, insultos, caricias, danzas, canciones… conformando así una especie de teatro de la destrucción detrás del que se esconde el sonido esperanzador de un reguero tranquilo y anónimo de agua.

DISEÑO Y DESARROLLO: Sr. Mentekitchen
 Aviso legal

MURCIA CULTURAL, S.A. está muy sensibilizada en lo que a privacidad de los usuarios de su Web en Internet se refiere.

En su calidad de usuario, MURCIA CULTURAL, S.A le informa de su política de protección de datos de carácter personal para que libre y voluntariamente pueda decidir facilitar a S,A, los datos personales que le podamos requerir para acceder a los distintos servicios y contenidos ofertados en nuestra página Web. Los datos de carácter personal sólo se recogerán para su tratamiento cuando sean adecuados, pertinentes y no excesivos en relación con el ámbito y las finalidades para las que se hayan obtenido. Conforme a lo dispuesto en la Ley de Protección de Datos le informamos:

  1. Identificación de los Administradores de la Web: MURCIA CULTURAL, S.A Avda. Primero de Mayo, s/n. Edificio Auditorio y Centro de Congresos, 30006 MURCIA. CIF A-30262596 Telf.:    968 34 10 60 Fax:    968 34 29 68A  e-mail:info@centroparraga.com
  2. De las visitas que recibimos a nuestra página Web, nuestro servidor reconoce automáticamente: la dirección IP, fecha y hora de entrada y salida del web y los ficheros que ha descargado.
  3. La información que archivamos se reduce a aquellos datos que el remitente nos proporciona voluntariamente a través de los formularios establecidos a tal efecto, así como a aquellos que puedan desprenderse de su visita a la web.
  4. La información que archivamos la utilizamos para responder de forma ágil, fiable y rápida, a todas las consultas, inquietudes o sugerencias que desee plantear, así como para enviar información, publicidad y promoción comercial de nuestros propios servicios (siempre y cuando el usuario no se oponga a dichas comunicaciones y acepte las condiciones en la forma establecida para cada caso concreto), así como a la explotación estadística de los usos y zonas más visitadas de la Web.
  5. Si nos dio su Dirección Postal o su dirección on line: Recibirá información sobre el asunto para el que nos entregó dicha dirección. Asimismo, le informamos que puede recibir mailings nuestros con información sobre nuevos servicios.
  6. Si a través de los medios de contacto, nos envía su currículum vitae, le informamos, conforme a lo establecido en el artículo 5 de la LOPD 15/99, de la incorporación de los datos personales facilitados a través de su currículum vitae a los ficheros automatizados del Responsable de Ficheros, MURCIA CULTURAL, S.A, para uso interno, así como para la oferta y gestión de las posibles demandas de empleo o colaboración que pudieran generarse, archivándose por un periodo no superior a 3 años Asimismo, autoriza la comunicación de dichos datos para las indicadas finalidades que pueda ser realizada entre la Entidad y otras sociedades relacionadas con la prestación de los productos y/o servicios de la organización. Queda informado de la posibilidad de ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición ante MURCIA CULTURAL, S.A, para lo cual deberá comunicarnos de forma documentada la solicitud del mismo a la dirección del Responsable de Ficheros: MURCIA CULTURAL, S.A Avda. Primero de Mayo, s/n. Edificio Auditorio y Centro de Congresos, 30006 MURCIA.
  7. Si no quiere recibir más envíos o correos electrónicos o e-mail de nuestra entidad, por favor háganoslo saber vía: cualquiera de las descritas en el punto 1.
  8. Los usuarios podrán ejercitar los derechos de acceso, cancelación y rectificación sobre sus datos en la sede central de MURCIA CULTURAL, S.A Avda. Primero de Mayo, s/n. Edificio Auditorio y Centro de Congresos, 30006 MURCIA.
  9. MURCIA CULTURAL, S.A ha adoptado los niveles de seguridad de protección de datos legalmente requeridos y ha instalado todos los medios y medidas al objeto de evitar su pérdida, mal uso, alteración y acceso no autorizado. No obstante, el usuario debe ser consciente de que las medidas de seguridad en Internet no son inexpugnables. Consecuentemente, MURCIA CULTURAL, S.A no garantiza que terceros no autorizados, actuando ilegítimamente, no puedan tener conocimiento de la clase, condiciones, características y circunstancias del uso que los usuarios hagan de la Web, en cuyo caso MURCIA CULTURAL, S.A no se hace responsable.
  10. Cualquier reclamación o queja deberá dirigirse a MURCIA CULTURAL, S.A (a través de los medios antes mencionados), quien resolverá la misma en el mínimo plazo posible.
 
 Política de privacidad

De acuerdo con la normativa vigente en materia de protección de datos así como en materia de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, el usuario acepta que los datos personales aportados en el momento de su registro, o cualquier otro facilitado a Centro Parraga para su acceso a algunos de los servicios del web site (suscripción a foros, chats, concursos,...), sean incorporados a ficheros titularidad de esta empresa, con la finalidad de facilitar la prestación de los servicios solicitados, para la correcta identificación de los usuarios que solicitan servicios personalizados en "centroparraga.com", para la realización de estudios estadísticos de los usuarios registrados en "centroparraga.com" que permitan diseñar mejoras en los servicios prestados, para la gestión de tareas básicas de administración, así como para mantenerle informado, bien por correo electrónico bien por cualquier otro medio, de novedades, productos y servicios relacionados con Centro Parraga o con terceras empresas colaboradoras. En el caso de comunicaciones comerciales a través de correo electrónico o medio equivalente, el usuario presta su consentimiento expreso para el envío de publicidad a través de dicho medio.

Centro Parraga se compromete al cumplimiento de su obligación de secreto de los datos de carácter personal y de su deber de tratarlos con confidencialidad, y asume, a estos efectos, las medidas de índole técnica, organizativa y de seguridad necesarias para evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable.

Configuración de alertas
informacion
 
Enviar
Recordar contraseña
informacion
 
Enviar